04 octubre, 2012

5 cosas a recordar durante una videoconferencia

   Nos hemos acordado del post que pusimos el año pasado sobre 5 reglas para lograr una comunicación eficaz y esta vez hemos pensado en algunos cosas que es mejor tener en cuenta a la hora de enfrentarse a una videoconferencia.

   1#Por favor, ¡presta atención!
Si has pasado por el esfuerzo de crear una reuniónasegúrate de estar realmente en la reunión. Mientras que estés en la videoconferencia no revises el correo electrónico, tu estado en Facebook o los últimos tweets. Es de mala educación y todo el mundo se dará cuenta de que no estas atento a la reunión. Hazte presente, contribuye eficazmente a la conversación, la gente lo notará y lo apreciará.

   2# El botón de silencio es tu amigo.

Todos hemos vivido situaciones similares. Estas en una video-conferencia con un cliente potencial y aparece alguien por la oficina hablando de lo que le ha pasado esa mañana. Esto no sólo interrumpir el flujo de la reunión, sino que también da una imagen poco profesional. La manera más sencilla de evitar esto es silenciar el micrófono cuando no eres el que habla. Se eliminará cualquier ruido de fondo innecesario, manteniendo el foco en sus reuniones y negocios en lugar de las historias de su compañero de trabajo - probablemente exageradas.

   3# No mires hacia abajo.
Sé que es tentador echa un vistazo en la esquina inferior de la pantalla, pero hay que intentar mantener la cabeza erguida. Al mirar hacia abajo puede hacer que tus ojos se vean caídos que nunca es una buena cosa. 

   4# ¡La imagen lo es todo!
Puede ser difícil para los que trabajan en un "caos ordenado", pero lo que está en el fondo de tu canal de video influye en la imagen que perciben los demás de ti. Antes de la reunión despeja el escritorio e intenta que tu entorno tenga un buen aspecto antes de comenzar.


   5# Si la cámara web está encendida, la gente te puede ver.
Sí, esto parece obvio, pero muchas personas tienen problemas para recordar que su cámara no es un espejo de alta tecnología. Enciendes la cámara y en pocos minutos te olvidas de que todos te pueden ver, hay que tener presente que aunque tú no lo percibas todos tus movimientos se están viendo en directo. ¡Ojo con lo que haces!

No hay comentarios:

Publicar un comentario